Una crisis que no deja indiferente a nadie

resuntex

Quienes nos dedicamos al sector de la sanidad sabemos de lo importante que resulta tratar a los pacientes como se merecen y no como números o animales. Con la llegada de la crisis y sus recortes hemos visto la decadencia que ha sufrido la sanidad española en muy poco tiempo, como personas han empeorado o incluso muerto por largas listas de espera o tratamientos que no se han podido realizar. Es un tema delicado a la par que importante que no tratamos como se debería, vemos como los partidos de futbol son mucho más importante que la sanidad de este país, las personas creo que no nos damos cuenta hasta donde estamos metiendo la pata, hay millones de cosas en las que se puede recortar que no es la sanidad ni la educación, y aún así parece darnos igual y vamos pasando y no hacemos nada al respecto. Podemos ser testigos de grandes manifestaciones por la violencia machista, por el orgullo gay, y la sanidad que de verdad también es importante le damos de lado como si no nos importara, cientos de médicos pasando consulta sin descansar, cirujanos que pasan a operar sin dormir porque no se quiere pagar a una persona que lo supla mientras ellos duermen sus horas correspondientes.

Si nos centramos en los centros hospitalarios ya ese es otro tema, vemos camas medio hundidas donde duermen cientos de personas, colchones viejos que hay que cambiar, un sinfín de textiles para hospitales en mal estado que sin duda no sirven para usar con los pacientes, habitaciones desconchadas y sin pintar y que necesitan de una buena mano de obra, y en definitiva los días van pasando, los años también y cada gobierno se sigue cebando con lo importante que en realidad es nuestra salud. Es verdad que todos queremos un cambio que nos apetece y sobre todo lo necesitamos pero no de parte de un gobierno que recorta en lo importante en lo que merece sin duda la pena, deseosos de que la crisis pase solo pedimos que la sanidad vuelva a ser lo que era, que las listas de espera se reduzcan y que se atienda a las personas como lo que realmente son, verdaderos seres humanos que lo único que buscan es ser curados de horribles enfermedades que nos acechan cada día. Un paso adelante y no varios atrás como los cangrejos.