Un regalo que hacer en navidad

destructoras-de-papel.es foto 5

Llegadas estas fechas todas estamos pensando en lo que vamos a regalar por Navidad, los regalos forman parte de esta época del año y todos esperamos ansiosos la venida de Papá Noel y los Reyes Magos. La verdad que es un bonito tiempo para demostrar con algo simbólico lo mucho que queremos a nuestros seres queridos, lo que ocurre es que a veces se nos pone un poco difícil ya que no sabemos muy bien ni lo que comprar ni con lo que poder acertar. La verdad que deberíamos regalar cosas prácticas, es verdad que cuando se trata de mucha gente a quienes comprar debemos escatimar y nos vamos a por lo primero que encontramos, en ese sentido las tiendas de chinos se convierten en el sitio ideal ya que se puede encontrar de todo, y la verdad que no se nos ocurre ir de tras de verdaderas cosas prácticas sino de lo que sabemos que vamos a poder pagar. Muchas veces solo es cuestión de saber organizarse y de hacer las cosas con tiempo, solo así nos daremos cuenta que regalar en Navidad no es tan complicado como parece y a pesar de que es verdad que gastamos mucho más dinero, por lo menos que sea en cosas que de verdad merecen la pena.

Yo este año habiendo aprendido la lección en cuanto a la compra de regalos basura se refiere, me puse manos a la obra hace ya algunos meses, es verdad que haciéndolo así el gasto no es tan grande incluso si quieres algo más caro lo puedes incluso financiar. Mi hermano que trabaja hace tiempo en una aseguradora y tiene un montón de clientes, contó que quería ir a mirar las destructoras fellowes se trata de una máquina que destruye el papel en nada de tiempo dejando espacio en la mesa y haciendo que la documentación importante que no se deba ver quede completamente destruida. La verdad que se trata de una máquina necesaria en cualquier oficina y pensé que para comprar como bien he dicho antes una tontería que mejor que lo que justo él necesitaba. Lo hice con tiempo pensando que me costaría mucho más cara, y la verdad que después me sorprendí, ahora cuando llegue el día de dársela en lo único en lo que confío es en que nadie me haya copiado la idea y nos juntemos con dos.