Santiago de Compostela el paraiso de Galicia

13-santiagodecompostelaSantiago de Compostela es una ciudad de costumbres religiosas, cuenta la leyenda que fue señalado por una constelación de estrellas, ya que fueron estas las que guiaron hacia donde estaba enterrado el Apóstol, de allí nace lo que hoy se conoce como el camino de Santiago.

La economía está representada por la fuente del turismo, es una de las ciudades más visitadas, sus edificios arquitectónicos y la peregrinación del camino de Santiago, han hecho de esta ciudad un centro de acogida religiosa. Los lugares que no se puede dejar de conocer serían:

  • En el centro de Santiago, se erige la obra que tiene tres estilos arquitectónicos, romano, barroco y gótico, la famosa Catedral de Santiago, la cual, guarda las reliquias del Apóstol, esto la ha convertido en uno de los principales destinos de peregrinación. Su estructura es impresionante, su construcción tardó siglos y desde sus inicios se ideó como una iglesia para peregrinos, sin afectar los oficios religiosos.

Al visitarla se siente la paz que reina en el recinto, y si se llega a tiempo a un oficio religioso, se podrá observar el famoso botafumeiro, el cual se sostiene por medio de unas poleas, es balanceado rociando el incienso a todos los fieles. Algunos cuentan, que lo usaban para quitar el olor de los peregrinos cuando llegaban de atravesar el largo camino hacia Compostela.

  • El Monasterio de San Martín Pinario, este monumento se encuentra en la Plaza de la Inmaculada, fue fundado por un grupo de personas que seguían las reglas de San Benito de Nursia, los llamaban los Benedictinos, estos se establecieron en el lugar, luego del descubrimiento de los restos del Apóstol.

Es una zona en donde tiene un gran valor el arte barroco gallego. Dejó de funcionar como Monasterio, hoy en día, se destaca como uso su Museo Diocesano y hay cultos en la Iglesia, solo en momentos muy especiales y privados.

Santiago es una región en donde se siente la creencia de las personas en la peregrinación, hecho muy famoso, y al que si se tiene oportunidad de asistir, no se debería desperdiciar, sentir todo el cristianismo, el recorrido a la salvación y sentir en el andar, todas las sensaciones del descubrimiento, es algo único, sin desperdicio.

Presenciar la fe de los peregrinos durante la caminata, reafirma nuestra creencia, comentan que todos los peregrinos dejan ver sus lágrimas durante el trayecto al menos un vez.