Regalos de segunda mano en tiempos de crisis

tudesguace-imagen_01-1

Pasadas ya las dos noches principales de la Navidad ahora nos toca la que es considerada como la Noche Mágica del año, ya que como todos sabemos el día seis de enero tendremos por nuestras casas a los Reyes Magos de Oriente es por eso que son muchas las personas que ya comienzan a comprar los regalitos que dejaran debajo de sus árboles de Navidad. Hay algunos que ya los tienen guardados hace ya tiempo alrededor de dos meses pero otros los más tardíos aprovechan están tardes navideñas para poder dar fin a sus compras. Como todos sabemos la segunda mano está de moda en nuestra sociedad y son muchas las personas que deciden hacer uso de productos seminuevos con el fin de poder comprar algunas cosas más a la mitad de precio y en muy buen estado. Es por eso que en estos meses hemos podido ver en las aplicaciones de segunda mano como la gente ponía a la venta juguetes, ropa, calzado, muebles y un sinfín de cosas que harán que la cuesta de enero no se haga tan pesada.

En mi caso para no irnos muy lejos soy una de las que ha hecho uso de la segunda mano, sin ir más lejos he acudido a http://www.tudesguace.com/ para comprar unos asientos de segunda mano para el coche de mi marido, están ya muy viejos ya que el coche precisamente nuevo no es, pero funciona bien la verdad que no nos da ningún problema tan solo que los asientos que tenemos dan un mayor aspecto a viejo y sobre todo a sucio, porque mira que le pongo empeño para lavarlos pero que ya no le sale, y buscando en internet encontré este buscador donde a través de él me puse en contacto con un desguace en el que encontré unos asientos en perfecto estado, sin duda el apaño me lo hacen.

Evidentemente debajo del árbol no los puedo poner se los tengo que dar antes y el fin de semana de los Reyes nos vamos a disfrutarlos con una pequeña escapada, de hecho con lo que me he ahorrado podremos disfrutar de esas fiestas sin miedo a nada. Para que luego digan que la segunda mano no vale para nada, en mi caso ya os digo yo que me ha venido de maravilla y pensamos disfrutarlos hasta que el coche diga hasta aquí hemos llegado.