Consejos practicos para cuidar tus neumáticos

neumaticosporpoco

Los neumáticos son vitales para tu coche. De eso no hay duda. Es más, son muchos los que piensan que es el elemento de seguridad más importante del mismo. Y no les falta razón. Más que nada porque es el único elemento que está siempre en contacto con el asfalto. De ahí que tengamos que extremar las medidas para mantenerlos siempre en óptimas condiciones. Algo que es tan importante que creemos merece la pena recordar con estos consejos, los cuales, puedes encontrar con algo más de extensión en www.neumaticos-taller.com. Pero vamos a lo que realmente importa que no es otra cosa que estas pautas prácticas.

El primer consejo que os queremos transmitir es el de llevar siempre una velocidad constante. Los acelerones bruscos así como las grandes frenadas no hacen que las ruedas de nuestro coche se puedan mantener en óptimas condiciones. Es más, estos cambios súbitos de velocidad no hará otra cosa que perjudicar gravemente la adherencia de los mismos. A esto hay que sumarle que incluso corremos el riesgo de que no se desgasten lo mismo los neumáticos traseros que los delanteros por lo que el desajuste es aún mucho mayor con tofo lo que ello implica desde el punto de vista de la seguridad de la conducción.

El segundo consejo tiene que ver con el peso que soporta el coche. Cargarlo en exceso no es una acción muy inteligente por nuestra parte. A mayor peso lo normal es que la amortiguación ceda mucho y por lo tanto los neumáticos tengan un mayor rozamiento con el asfalto. Al tener un mayor rozamiento estos se desgastarán más a largo plazo pero en el momento de la conducción, no nos van a ofrecer unas garantías plenas. Además, a esto hay que sumar el hecho de que generalmente el peso no está repartido por igual por lo que puede ser que unos se desgasten más que otros.

Para terminar, como no podía ser de otro modo cuando hablamos de la seguridad de los neumáticos, tenemos que hacer mención a las revisiones del fabricante. En contra de lo que pueda parecer en muchas ocasiones no es suficiente con una inspección ocular por nuestra parte. Tendremos que acudir a un profesional para que lleve a cabo una revisión algo más detallada. Será entonces cuando tendremos que determinar si hay que adquirir unas ruedas nuevas o si por el contrario podemos circular un tiempo más con estas. Una evaluación que hay que llevar a cabo de manera periódica.